Empezado proyecto de digitalización

Personal Dejar un comentario

No es ningún secreto que me gusta la fotografía, en realidad me ha gustado desde pequeño. Todo empezó cuando mis padres me regalaron una cámara Werlisa. Esto dió lugar a una miriada de fotos, que sumadas al reto de fotografías que andan por casa me estoy planteando el ampliar el proyecto de digitalización con otro de Big Data … (es coña).

El proyecto de digitalización también incluye el pasar varios VHS a formato digital, pero esto lo dejaré para cuando termine con la miriada de fotos.

Unas de las primeras fotos que he digitalizado han sido unas de un proyecto que hicimos en primero de Bachillerato en el instituto Fray Luis de León. Este instituto es uno de los más viejos, creo que el más viejo, de Salamanca.

Antiguamente el instituto se encontraba donde hoy está la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad de Salamanca. El Fray Luis llegó a tener una colección de animales disecados francamente impresionante. Tenía animales disecados del siglo XIX y creo recordar que también de algún siglo anterior. Estos animales estaban distribuidos de cualquier manera por sotanos, laboratorios, etc de cualquier manera. Esto hizó que la mayoría se perdiera o deteriorara de tal manera que hubo que tirarlos.

Tuve la suerte de que un profesor sustituto que estuvo en el instituto durante el curso 87-88 decidiera proponernos el restaurar los animales y hacer una exposición con ellos a cambio de no examinarnos de la parte de biología en su asignatura, Ciencias Naturales. Obviamente toda la clase dijimos que si.

La pieza más codiciada fue un Oso. Se sortearon los animales y la restauración del oso nos tocó a mi compañero Pablo y a mí. Además también tuvimos que restaurar una cierva y un kiwi.

A continuación unas fotos, algunas de ellas se sacaron con la camara reflex del profesor y otras con la mia. A ver si sois capaces de distinguir cual es cual …

Aquí tenemos unos lagartos como muestra de los reptiles:

Aquí tenemos un perezoso, con unos simios dandonos la espalda. También se puede per un canguro, el esqueleto de un mono y hueso de no se que animal:

Aquí podemos ver un avestruz, un pelícano y un pingüino macaroni. Ademas del avestruz también había un ñandu:

Aquí podemos ver los monos y el canguro de los que hablabamos antes y a la derecha se aprecian los “cuartos traseros” del ñandu:

Podemos ver una zarigüeya, un cuervo, un ornitorrico y un buho real, que tapa al oso pardo (que me tocó restaurar). Y al fondo no me acuerdo si era un jaguar o un leopardo:

Buitres común y leonado:

Un Albatros y Kiwi (también restaurado por mí). No se si al que matará al Albatros le caería la maldición del viejo marinero:

También había insectos. Como este peazo de escarabajo:

Pangolin y armadillo, un zorro, una gineta, un gato montés y creo que un castor:

La cabeza de varios cocodrilos. Estaban enteros, pero debido a su estado se tuvieron que tirar y sólo se conservó la cabeza. Llegó a haber algún cocodrilo de casi 8 metros en la colección. El que hay aquí, el grande, tiene restaurados los dientes con tizas redondas que se lijaron para simular los dientes. También hay tortugas y caparazones:

En cuanto a las restauraciones tuvimos que limpiarlos, barnizar algunas partes. Reponer ojos que faltaban con cánicas y similares. Limpiar los ojos que no tenían brillo por el estado de los barnices, … Sin duda fue lo más interesante que hice en el instituto y no se que habrán hecho con la cantidad de animales que había pero deberían estar continuamente expuestos. Es una pena que una colección con esta se hubiera deteriorado hasta ese punto y a saber como estará hoy en día.


WP Tema.
Traducido por Autos
Entradas RSS Comentarios RSS Acceder